Este pequeño cuento de los dos lobos forma parte, según algunas fuentes no terminadas de contrastar, del conjunto de leyendas de la tradición oral del pueblo Cherokee, pueblo nativo de América del Norte.

Este cuento de los lobos, nos habla de las emociones, más en concreto de como la gestión de las emociones es un asunto de responsabilidad y de voluntad personal.

El cuento de los dos lobos es el siguiente:

“Una noche estrellada, un anciano de la tribu de los Cherokee estaba hablando con sus nietos y les dijo:

– Hay una lucha dentro de mí. Una lucha terrible entre dos lobos.

Uno de ellos representa el miedo, el tú no puedes, el no lo intentes.

El otro lobo representa la aceptación, el creer en mí mismo, el amor.

¿Cuál creéis que va a ganar? – Les pregunta.

Durante unos segundos los nietos se quedaron en silencio, pensando, sin pronunciar palabra. Por fin, uno de ellos preguntó:

– ¿Cuál, abuelo?


El anciano le sonrió calmadamente y respondió:

– Aquél que yo decida alimentar.”

 

El cuento cherokee de los dos lobos transmite una sencilla y potente lección de sabiduría sobre el equilibrio emocional y como podemos integrar las dualidades que a menudo coexisten en nuestro interior. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies