Pide cita

678 00 16 30

1ª consulta gratuita


C/ Gran vía, 40 planta 7ª Oficina.4 - 28013 Madrid

  • Salud Emocional

  • Pareja

    Tratamientos psicológicos eficaces

  • Desarrollo Personal

Inicio / Blog
Prácticas para desarrollar tu autoestima

Prácticas para desarrollar tu autoestima

La autoestima es el conjunto de creencias que tienes acerca de ti. Es lo que determina la sensación de satisfacción con la que valoras tu vida.

 

“No hay juicio de valor más importante para el ser humano que la estimación que hace de sí mismo.”

Nathaniel Brandon

 

Mejorar tu autoestima no es difícil. Aquí te muestro algunas pautas:

 

RECONOCE TUS CREENCIAS NEGATIVAS.

Si quieres mejorar tu autoestima uno de los primeros pasos que debes dar es ser consciente de tu diálogo interior e identificar  las ideas negativas que tienes sobre ti. Frases como: “No sirvo para nada”, “No van a tener en cuenta mi opinión”, “no lo voy a conseguir”… resuenan en la mente de las personas con problemas de autoestima.

Para identificar tus pensamientos negativos pueden servirte de guía  contestar a estas preguntas:  

¿Cómo te describes?

¿Qué te gustaría mejorar de ti?

¿Cuáles, según tu opinión, son tus puntos débiles?

¿Qué cosas negativas crees que los demás piensan de ti?

¿Cuáles son los pensamientos negativos que tienes con más frecuencia?

 

MÍRATE CON AMABILIDAD

Hay muchas maneras, pero para empezar te sugiero practiques con este sencillo ejercicio.

Haz un listado de aquello que te gusta de ti, como por ejemplo:

La característica física que más te guste de ti, por ejemplo: “tengo unos bonitos ojos”

La característica psicológica que consideres más valiosa en tí, por ejemplo: “tengo empatía”

Acciones positivas, por ejemplo: “me gusta ayudar”

Habilidades que te reconoces, por ejemplo: “soy paciente”.

Tómate tu tiempo, haz la lista durante varios días. Procura encontrar 40 cualidades diferentes

 

PROPONTE RETOS QUE PUEDAS CONSEGUIR

Comienza con algo pequeño pero que tenga sentido para ti. Cuenta a alguien tu reto y cuando lo hayas logrado, acepta sus alabanzas. Luego establece otro reto un poco más difícil. Muy importante: proponte objetivos realistas.

Recibe con alegría los elogios y comentarios positivos que otras personas hagan de ti.

Recibe con agradecimiento la retroalimentación positiva que recibas porque sin duda te la mereces. Así, sin más.

 

UTILIZA LA ASERTIVIDAD

La comunicación asertiva te ayuda a ganar confianza en ti.

Llena tus pulmones de aire, levanta tu barbilla, estírate, utiliza el espacio que tu cuerpo se merece y necesita: Esta actitud corporal te ayudará a comportarte de manera más sólida

Utiliza el NO. No digas que sí a cosas que no quieres hacer, especialmente cuando sientes que se están aprovechando de ti. Recuerda: cuando dices “sí” a lo que no quieres hacer, te estás diciendo “no” a ti.

 

RELACIONATE CON PERSONAS POSITIVAS

Aléjate de las personas tóxicas que estimulan tus creencias negativas, las personas que te critican o cuestionan socavan profundamente tu autoestima.

Rodéate de personas con las que te sientas bien, que te escuchen, que te valoren. Que te ayuden a crecer.

 

POTENCIA TUS LOGROS

Pon en valor todo lo que has logrado en tu vida. Y cuando digo todo, es todo.

¿Sabes cocinar, te gusta leer, haces ejercicio, conduces bien, tienes habilidad manual…?

Las cosas cotidianas que das por sentado, también son logros. ¿Pagas tus facturas, te ocupas de la educación de tus hijos, eres puntual…?

Ten en cuenta todo lo que has logrado en tu vida. No vayas en busca de la perfección ni intentes agradar a todo el mundo, es la mayor trampa para tu autoestima. En su lugar, y con flexibilidad, intenta alcanzar metas.

 

DESARROLLA TUS AFICIONES

¿Cuál es tu habilidad natural? ¿Qué has querido hacer y nunca has hecho? ¿Qué has querido intentar y nunca te has atrevido?

Encuentra actividades que no te supongan un esfuerzo excesivo y ve  restaurando tu confianza poco a poco, desde aprender un idioma, cantar, clases de pintura, bailar, hacer puzles, patinar...

 

SÉ TU MEJOR COMPAÑÍA

¿Cuando alguien a quien quieres tiene un mal día, le fallas? No. Seguro que estás más amable, le apoyas, le das tu comprensión, le escuchas…

¿Haces lo mismo contigo cuando tienes un mal día?

Me gustaría que tu respuesta fuera un claro y rotundo “si”.

Tú eres la persona con la que vas a convivir hasta el final de tus días: Quiérete y no trabajes en contra de tu propio bienestar.

 

 

felicidad_chica_otono_int

logo empresa
logo madrid
logo verde
Uso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros con funcionalidades analáticas para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de Cookies.

Uso de cookies
logo fb logo linkedin logo google+