• Salud Emocional

  • Pareja

    25 años de experiencia en Psicología y Psicoterapia

  • Desarrollo Personal

    Psicóloga en Madrid especialista en técnicas eficaces para tu bienestar emocional.

Inicio / Blog
Más allá de la resiliencia: La antifragilidad

Más allá de la resiliencia: La antifragilidad

La resiliencia es la capacidad para afrontar las dificultades y los cambios de la vida sin rendirte ni padecer estrés ni ansiedad, es una actitud que puedes desarrollar. ¿Quieres saber cómo?

A lo largo de la vida se presentan situaciones difíciles y a menudo complejas, la manera en la que transites por esos momentos tiene una gran influencia para tu bienestar emocional. Una disposición mental, física y emocional resiliente te ayudará a hacer frente de manera saludable a los contratiempos y dificultades que la vida ineludiblemente plantea.

 

¿Qué es la resiliencia?

La resiliencia es la capacidad para afrontar los contratiempos y persistir frente a ellos, te ayuda a no dejarte llevar por emociones negativas y a centrarte en lo importante de la vida.

 hacer frente a las dificultades es desarrollar la resiliencia

 

¿Tienes una actitud resiliente?

La persona resiliente sabe mantenerse centrada en sus objetivos, en lo que ha definido como importante para ella.

Se adapta a los cambios por lo que su fuerza procede de la flexibilidad.

Se ocupa de los factores que puede controlar sin preocuparse de lo que escapa a su radio de acción.

La resiliencia es una actitud que puedes cultivar: cuanto más resiliente seas más fácil te será recuperar el sentido de tu vida.

 

CULTIVA TU RESILIENCIA

 

Atiende a tus emociones

 

Es fundamental que sepas lo que está bajo tu control y lo que no; debes saber lo que puedes controlar y lo que no para evitar que sean las emociones negativas las que te guíen.

“…Concédeme la gracia de aceptar con serenidad las cosas que no se pueden cambiar, el coraje de cambiar las cosas que se deben cambiar y la sabiduría para distinguir unas cosas de otras.”

Reinhold Niebuhr

 

Practica la meditación.

La meditación te ayuda a hacer consciente tus emociones y deseos y a observar cómo emergen tus pensamientos y emociones sin dejarte llevar por ellos; de esa forma entrenas tu mente a no dejarse llevar por la ira, la envidia, el resentimiento, el miedo, la tristeza…

 

estar aqui y ahora para desarrollar tu resiliencia

Estás aquí y ahora

Otra de las claves para cultivar tu resiliencia es saber en qué tiempo vives. El único tiempo que existe y que está bajo tu control es el presente. No debes preocuparte por el pasado o el futuro, sino aprender a apreciar las cosas tal y como son en este momento. Tu tiempo es aquí y ahora.

“Estamos aquí y ahora, el único momento en el que estamos vivos es en el momento presente.”

Thich Nhat Hanh

 

La naturaleza es perecedera, cambiante e imperfecta.

Nuestra cultura occidental nos lleva a pensar en la inmutabilidad de lo que nos rodea. Fíjate por ejemplo en nuestra forma de construir los edificios emblemáticos: todas son construcciones realizadas de forma y manera que sean capaces de trascender al el paso de los siglos.

La cultura japonesa en cambio, acepta que la naturaleza del ser humano es perecedera y en consonancia con esta idea el material con el que tradicionalmente construyen sus edificios es en madera.

El ejemplo más claro de ello es el Santuario de Ise.

 

 

Santuario de Ise, naturaleza perecedera y cambiante de las cosas

 

Este templo sintoísta, el más importante de Japón, se derriba y se reconstruye cada 20 años siguiendo unos rituales estrictamente prefijados.

La primera construcción de este templo data del 692 y desde entonces ha sido sometido a este proceso de destrucción y reconstrucción continua: las últimas edificaciones se realizaron en el 2013, por lo que las próximas tendrán lugar en el 2033. 

El propósito que subyace a este ritual no es hacer que el edificio permanezca en pie, sino dejar constancia de que son las tradiciones y las costumbres lo que trascienden al paso del tiempo y no lo hecho por el ser humano.

El hacerte consciente de la impermanencia de tu propia esencia te ayuda a disfrutar de cada momento como algo único y a respetar lo imperfecto como oportunidad de crecimiento.

 

Más allá de la resiliencia: La antifragilidad

Cuenta la mitología griega que cuando Heracles, su héroe más afamado, tuvo que afrontar “Los diez trabajos”, el más difícil y para el que precisó ayuda fue cuando tuvo que enfrentarse a la Hidra de Lerna. Al atacarla y cortarle una cabeza le crecían otras dos. La Hidra se hacía más fuerte al recibir daño.

Nicolas Taleb en su libro “Antifragilidad” explica que el concepto “fragilidad” hace referencia a aquella cualidad que es fácil de romper, que sirve para designar cosas, personas u organizaciones que se debilitan al recibir daño. La palabra "robustez" nombra aquello que posee fuerza vigor, resistencia, salud y resiliencia, denota lo que aguanta el daño sin debilitarse. No hay palabra en ningún idioma que hable de aquello que se fortalece al recibir daño.  

Nicolas Taleb propone que utilicemos la palabra Antifragiliadad como actitud que supera a la resiliencia. Para construir un estilo de vida resiliente no se debe temer a la adversidad ya que encierra el potencial necesario para nuestro crecimiento. Si adoptamos una postura de antifragilidad hallamos la manera de fortalecernos con cada golpe, depurando nuestro estilo de vida.

La cultura japonesa incide en la importancia de cultivar la antifragilidad desde la infancia como actitud ante la vida. Prueba de ello son los “okiagaris- koboshi” pequeños muñecos tentetiesos japoneses, hechos con papel maché y concebidos de tal manera que es imposible volcarlos, ya que siempre vuelven a su posición inicial. Sus orígenes se remontan al siglo XIV y actualmente forman parte de los juguetes con los que habitualmente los niños japoneses juegan . 

Y éste es uno de mis favoritos. Su nombre es Okiagari Monje Ikkyu-San, representa a un monje y poeta japonés del siglo XV cuya historia muestra que la buena vida es compatible con la sabiduría.

 

 Cultivando la resiliencia desde la infancia

 

Se basan en este proverbio japonés  (nanakorobi yaoki)

Si te caes 7 veces, levántate 8.

 

 

Fuente:

Ikigai, García & Miralles,Urano 2016

 

 

logo empresa
logo madrid
logo verde
Uso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros con funcionalidades analáticas para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de Cookies.

Uso de cookies
logo fb logo linkedin logo google+ logo instagram

Contacto

Centro de Psicología Mª José González

C/ Gran Vía nº 40, 7º- 4ª (28013 Madrid)

Teléfono: 678 00 16 30

Psicólogos Madrid Centro


2016 © psicologosmadridmj.com

Aviso legal | Política de privacidad |
Política de Cookies

Diseño Web :: InternacionalWeb.com