• Salud Emocional

  • Pareja

    25 años de experiencia en Psicología y Psicoterapia

  • Desarrollo Personal

    Psicóloga en Madrid especialista en técnicas eficaces para tu bienestar emocional.

Inicio / Blog
¿Como te enfrentas a las dificultades?  La zanahoria, el huevo y el cafe

¿Como te enfrentas a las dificultades? La zanahoria, el huevo y el cafe

Una hija se quejaba con su padre acerca de su vida y lo difíciles que le resultaban las cosas. No sabía qué hacer para seguir adelante. Estaba cansada de luchar. Parecía que cuando solucionaba un problema, aparecía otro.

Su padre, un chef de cocina, la llevó a su lugar de trabajo. Allí llenó tres ollas con agua y las colocó sobre fuego fuerte. Al poco tiempo el agua de las tres ollas comenzó a hervir. En una colocó zanahorias, en otra colocó huevos y en la última colocó granos de café. Las dejó hervir sin decir palabra.

La hija esperó impacientemente, preguntándose qué estaría haciendo su padre. A los veinte minutos el padre apagó el fuego. Sacó las zanahorias y las colocó en un tazón. Sacó los huevos y los colocó en otro plato. Finalmente, coló el café y lo puso en un tercer recipiente. Mirando a su hija le dijo:

– “Querida, ¿qué ves?”

–  “Zanahorias, huevos y café” fue su respuesta.

 

 

zanahoria huevos cafe

 

 

La hizo acercarse y le pidió que tocara las zanahorias. Ella lo hizo y notó que estaban blandas. Luego le pidió que tomara un huevo y lo rompiera. Después de quitar la cáscara, observó el huevo duro. Luego le pidió que probara el café. Ella sonrió mientras disfrutaba de su rico aroma. Humildemente la hija preguntó:

 – “¿Qué significa ésto, padre?”

Él le explicó que los tres elementos se habían enfrentado la misma adversidad, pero cada uno de ellos había reaccionado de forma diferente.

La zanahoria, antes dura, después de pasar por el agua hirviendo se había vuelto débil, fácil de deshacer.

El huevo había llegado al agua frágil, su cáscara fina protegía su interior líquido; pero después de estar en agua hirviendo, su interior se había endurecido.

Los granos de café sin embargo eran únicos; después de estar en agua hirviendo, habían cambiado al agua convirtiéndola en café.

– “¿Con quién te identificas tú?”, le preguntó a su hija. “Cuando la adversidad llama a tu puerta, ¿cómo respondes? ¿Cómo la zanahoria que parece fuerte pero que cuando la desgracia y el dolor la tocan, se vuelve débil y pierde su fortaleza? ¿Cómo el huevo, que aparenta tener un corazón maleable, un energía fluida, pero que ante una muerte, una separación, o un despido se vuelve duro y rígido y endurece su espíritu su corazón?.

¿O eres como un grano de café? El café cambia al agua cuando hierve, el elemento que le causa dolor. Cuando el agua llega al punto de ebullición el café alcanza su mejor sabor. ¿Eres como el grano de café, que cuando las cosas se ponen mal tú reaccionas bien y haces que las cosas a tu alrededor mejoren.

No son las cosas que nos pasan, sino como reaccionamos frente a las cosas que nos pasan

logo empresa
logo madrid
logo verde
Uso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros con funcionalidades analáticas para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de Cookies.

Uso de cookies
logo fb logo linkedin logo google+ logo instagram

Contacto

Centro de Psicología Mª José González

C/ Gran Vía nº 40, 7º- 4ª (28013 Madrid)

Teléfono: 678 00 16 30

Psicólogos Madrid Centro


2016 © psicologosmadridmj.com

Aviso legal | Política de privacidad |
Política de Cookies

Diseño Web :: InternacionalWeb.com