¿Conoces claves para desarrollar tu asertividad en el trabajo? ¿Manejas con soltura situaciones difíciles? ¿Expones tu punto de vista? ¿Dices “no” ante situaciones injustas? ¿Reclamas lo que consideras que te mereces…? ¿Te comportas con asertividad en tu trabajo? 

La práctica de la asertividad en el trabajo te ayuda a que tus relaciones profesionales sean de calidad, hagas valer tus derechos y te enfoques al logro de tus objetivos de manera respetuosa y saludable.

¿Cuándo un comportamiento es asertivo?

La asertividad es un estilo de comunicación con el que autoafirmas tus propios derechos respetando en todo momento los derechos de los demás.

Te comportas de forma asertiva  cuando expresas tus opiniones y sentimientos de manera clara y directa al tiempo que muestras respeto y consideración hacia los sentimientos y opiniones de los demás.

 

 

 

Algunas situaciones 

Desarrollar la asertividad en el trabajo a veces es complicado, vamos a considerar algunos escenarios vividos por todos y todas en nuestro entorno profesional, quizá reconozcas algunos estilos de respuesta:

 

Solicitar un aumento de sueldo

Nunca es sencillo, pero finalmente cuando te decides a hacerlo  te comunican que no es posible. Te dicen que deberás esperar un año como mínimo para que tu propuesta se estudie, al tiempo que te agradecen y elogian la enorme labor profesional que realizas día a día.

¿Reconoces algunas respuestas a la situación anterior?

. Guardas silencio, ocultas tus sentimientos reales y contestas: “de acuerdo, sin problema, ya lo vamos viendo más adelante”. Más tarde en casa, sientes tristeza y enfado por considerar la situación injusta y expones tus quejas a la familia durante horas.

. Directamente te enfadas. Muestras descontento y dices claramente que quizá sea el momento de comenzar a buscar empleo en otra empresa que valore tu trabajo.

Tienes que exponer una opinión contraria al grupo en una reunión

Reuniones de trabajo largas, frecuentes, no siempre eficaces donde es común que nos encontremos ante puntos de vista enfrentados.

¿Qué actitud te parece más apropiada?

Piensas que quizás tu idea no será aceptada por lo que esperas  a que todos expongan tus argumentos para explicar el tuyo; sientes inseguridad, te preparas para un posible rechazo y… prefieres guardar silencio dejando tu opinión para una mejor ocasión.

Tus opiniones  son  diferentes  a las que se están defendiendo, pero la tuya es la adecuada, tú tienes razón y lo vas a demostrar, no tienes por qué negociar.

Un miembro de tu equipo no cumple con sus obligaciones

Tu equipo debe presentar una propuesta importante y uno de sus miembros no ha realizado la tarea prevista, por lo que es muy probable que el proyecto no salga adelante y os penalicen a todos económicamente.

¿Qué comportamiento te parece más conveniente?

Absorbes la parte del trabajo que la otra persona no ha hecho, por lo que trabajas hasta la madrugada y consigues que la propuesta esté finalizada en fecha y forma, y luego comentas tu descontento con la situación al resto de los componentes del equipo, pero no dices nada directamente a la persona que no ha realizado su trabajo.

Hablas directa y públicamente con la persona que no ha cumplido con su cometido con la intención de dejar en evidencia la actitud negligente y solicitas su retirada del equipo.

 

Comportamiento asertivo en el trabajo: Algunas claves.

Ninguna de las alternativas que anteriormente te he mostrado son respuestas de tipo asertivo, las claves que aquí te propongote van a ayudar a que ejercites tus propias alternativas.

¿Qué quieres lograr? Planteate un objetivo

Lo que quieres lograr es importante para ti, así que dedícate un tiempo a pensar QUÉ es lo que quieres conseguir.

Una vez que sepas realmente lo que quieres, te será mucho más fácil planificar CÓMO podrás conseguirlo.

Y cuando hayas afrontado la situación, pregúntate: ¿He conseguido lo que quería? ¿Me he comportado según había planificado?

Ten en cuenta los derechos de los demás 

Para comunicarte con asertividad en el trabajo es fundamental que desarrolles la empatía. Escucha atentamente las propuestas y argumentaciones de las otras personas y encontrarás puntos comunes que permitirán posiblemente la conciliación.

Concreta lo que quieres decir

No camufles tu mensaje con información innecesaria, conseguirás que la atención de los demás se diluya. Cuanto más te centres en tu mensaje más convincente serás.

Mensajes «yo»

El uso de la primera persona añade respeto, sinceridad e importancia a tus palabras. El uso del “yo” implica que hablas desde lo que piensas y desde tu opinión,  resalta la importancia de tu mensaje sin restar ni añadir culpa a nadie.

 

 

Desarrolla tu asertividad en el trabajo

Los comportamientos asertivos en el trabajo tienen grandes ventajas frente a otros que no lo son.

La persona asertiva hace valer sus opiniones, sin dañar orgullos ni imponer soluciones,  tiende a alcanzar las metas que se propone, sabe pedir ayuda, explicaciones y recursos; establece límites a superiores, compañeros y subordinados con lo que le es más posible gestionar de forma saludable el estrés que conllevan algunas situaciones y problemas laborales.

Las personas con comportamientos asertivos son confiadas y seguras, capaces  de comunicar sus deseos con claridad y trabajar en equipo con empatía.

Está comprobado que las actitudes asertivas en el trabajo conllevan un menor nivel de estrés y un mayor logro en el reconocimiento, profesional y económico, de los méritos laborales.

Te animo a que te comunique con asertividad en el trabajo, es una habilidad social que se aprende y un hábito de conducta que se perfecciona con la práctica.

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies