• Salud Emocional

  • Pareja

    25 años de experiencia en Psicología y Psicoterapia

  • Desarrollo Personal

    Psicóloga en Madrid especialista en técnicas eficaces para tu bienestar emocional.

Inicio / Blog
¿A ti también te importa la opinión de los demás?

¿A ti también te importa la opinión de los demás?

La opinión de los demás nos afecta y nos puede hacer daño. ¿Quién no se ha sentido condicionado o condicionada, insegura o inseguro, quién no ha condicionado su comportamiento  ante la opinión de los demás?

En este artículo te mostramos las claves fundamentales que te ayudarán a gestionar tu seguridad interna y a que te muestres, sin miedos,  tal y como eres.

 

La exposición a las demás personas

En el capítulo 6 de la primera y única temporada de Pipi Calzaslargas, Anika y Tomy invitan a Pipi a una fiesta, una merienda que organizan unas mujeres. Pipi llega a la fiesta la última y en la escena todas las mujeres aparecen saludándose. Su entrada es tal que así:

-  Pipi: ¡Atención! - silencio atronador- ¡Atención pelotón! – avanza con música de marcha militar – ¡Brazo derecho al frente! ¡Rodilla a tierra! Estaba un poco avergonzada y se me ha ocurrido dar estas órdenes militares que le dan a una un poco de valor, ¿no le parece? – refiriéndose más tranquila a una de las mujeres.

-  Mujer: Ajá…Creo que tienes mucha razón. -dice simpática.

-  Pipi: ¡¿Ah sí!? - Responde entre contenta y que le da igual.

Toda la escena a partir de entonces será apoteósica y Pipi empezará a romper cosas, comer pasteles y tirar galletas al aire. Pues parece ser que incluso la salvaje Pipi tiene en cuenta que la exposición hacia las demás personas implica de un acto complejo.

Y es que,  la manera  que tienen de pensar las otras personas de nosotras o nosotros mismos, nuestra imagen, forma parte  de la vida social.

La realidad es que eres un ser social  y  por ello el “qué dirán” forma parte de tus actos de socialización y son parte fundamental de tu bienestar emocional interno, de tu equilibrio entre lo de dentro y lo de fuera.

Se trata de asumir que lo que opinen los demás de ti te influye y que no puedes eludir que eres como te muestras y que los demás te entienden o interpretan desde fuera.

Lo importante no es que este sentimiento exista o no, sino que sepas como gestionarlo, comprenderlo y asentarlo.

esculturas aplaudiendo

¿De dónde surgen nuestras inseguridades?

Vivimos en un entorno al que constantemente nos tenemos que adaptar mediante mecanismos que tienen que ver con nuestra sensibilidad o flexibilidad. O, de otro modo, vivimos en un estado de alerta continuo que condiciona nuestras emociones y esto conforman  nuestros miedos. Miedos a lo que van a decir, miedos a lo que van a pensar.

De los miedos, voy a destacar dos, uno  tiene que ver con evitar que nos hagan daño, otro al rechazo social, a la mala opinión, y a éste nos agarramos y aferramos y le damos excesiva importancia si no sabemos cómo gestionarlo.

¿Cómo puedes combatirlo? ¿Cómo puedes afrontarlo? Si actúas  desde el miedo, la inseguridad, la incertidumbre vas a caminar por un suelo resbaladizo que va a desvirtualizar tu personalidad, te vas a convertir en una especie de   esperpento valleinclaniano, que no representa lo que sientes por dentro y vas a dar pie a crear barreras y fantasmas sobre lo que las otras personas piensan de tí. Muestras tu esperpento, pero no lo que tú eres.

Factores a tener en cuenta

  • Tu personalidad, forma parte de tu autoconocimiento, quién eres, qué haces, cómo te muestras  y sobre todo cómo percibes emocionalmente.
  • Tu biología, aquí entran en juego factores de estrés o ansiedad que delimitantu percepción y te activan tendencias personales que te  llevan a determinados estados emocionales.
  • Tu historia de aprendizajes, tiene que ver con tu capacidad de absorber y entender y luego hacer.
  • Tus experiencias. Las  vivencias previas (infancia o adolescencia) que pueden estar relacionadas con episodios que te han hecho daño y que no quieres repetir, poniendo atención a lo que te puede hacer daño,  tratando de evitarlo  y generando así una situación de base algo descompasada de la realidad.

La retroalimentación de nuestros temores, de nuestros pensamientos más negativos, fomentan la hipervigilancia (“tengo que tener cuidado de lo que digo por lo que piensen”), la inseguridad (no saber qué decir o qué no decir), la incertidumbre (no tocar suelo, no saber cómo actuar) y la baja autoestima (autodañarme y no valorarme).

Es decir, ajustamos nuestro comportamiento a lo que creemos que los demás esperan para no sentirnos juzgados ni dañados por sus opiniones.

radiografia del miedo a la desaprobacion social

 ¿Cómo ser más Pipi? O, ¿cómo ser más tú?

No puedes controlar lo de fuera, lo que piensen otras personas, pero si puedes controlar lo que te sucede por dentro siguiendo tus emociones. Que unas te llevarán a otras.

Conocerte es parte del camino, es el primer paso. Conocerte es defender tu posición, es reafirmarte. Quererte, encariñarte contigo. No dañarte, sino buscar dentro de ti aquello que me hace avanzar, responsabilizarte, pero sin culparte.

Flexibilizar, abrir tu universo, poder equilibrarte con lo de fuera sin que te afecte ni des excesiva importancia a aquello que no lo tiene. Tolerarte, conocer tus límites y no exigir la perfección, pues muchas veces esto te lleva a una frustración recreada en tu fantasía. No exigirte ese estado que te han inculcado de lo perfecto.

Vivir sobre lo que haces, tener en cuenta eso, lo que haces, y evaluar, entender, cambiar, seguir o parar en base a eso y no a lo que nuestras imaginaciones nos generan. Ser valiente, aceptar y asimilar tus miedos, lucharlos y combatirlos.

Saber que quieres hacer y que no quieres hacer, saber que se te da bien y que no. Conocer tu universo para equilibrarte y valorarte.

Y asertividad, desarróllala para comunicarte y defenderte, para entender la crítica y ser consciente de ella sin que te afecte, es decir, saber interpretar las opiniones, las críticas en su conjunto.

Y con todo, el objetivo no será agradar a todo el mundo, sino saber agradecer y saber conocerte un poco más, saber acercarte y saber alejarte. Poner tu centro en su lugar y darte los buenos días con alegría.

Víctor García González

 

chica feliz sin importarle la opinion de los demás

Te apetece saber más? Aquí te dejo algunas entradas a mi Blog de Psicología en el que se tratan temas relacionados. 

Inteligencia emocional ¿Haces lo que sientes? 

Prácticas para desarrollar tu autoestima

Desarrolla tu asertividad

logo empresa
logo madrid
logo verde
Uso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros con funcionalidades analáticas para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de Cookies.

Uso de cookies
logo fb logo linkedin logo google+ logo instagram

Contacto

Centro de Psicología Mª José González

C/ Gran Vía nº 40, 7º- 4ª (28013 Madrid)

Teléfono: 678 00 16 30

Psicólogos Madrid Centro


2016 © psicologosmadridmj.com

Aviso legal | Política de privacidad |
Política de Cookies

Diseño Web :: InternacionalWeb.com